viernes, 15 de diciembre de 2017

Incapaces y dañinos

Fotos: Ajuste y represión. CC BY-NC-ND 3.0 - M.A.f.I.A.

Mala praxis: en su momento de mayor poder, a menos de dos meses de un triunfo electoral que lo dejaba en condiciones óptimas para gobernar, el régimen macrista perpetró una serie de desmanes (las violentas represiones a la protesta social, con dos muertes ejecutadas por Gendarmería y Prefectura, la sospechosa parálisis para resolver una crisis grave en Defensa a raíz de la desaparición de un submarino en aguas argentinas). El desquicio llegó al punto culminante ayer, en la peor jornada que vivió la Argentina desde la debacle de la Alianza, el 19 y 20 de diciembre de 2001.

La urgencia por imponer un saqueo a las jubilaciones, asignaciones universales y pensiones llevó al oficialismo a sobreactuar su poder, en proporción directa a su incapacidad para construir consensos. La triple "reforma" laboral / previsional / impositiva -que según el macrismo constituye un paquete único para evitar el estallido, según confesó macri en una entrevista concedida a Longobardi para CNN, “si cumplimos este sendero de bajar sistemáticamente el gasto público y el déficit fiscal, la economía no va a estallar"- surgió del laboratorio de cambiemos pocos días después del triunfo electoral. 

El 30 de octubre en el CCK se fingió  la convocatoria a un acuerdo histórico, que en realidad fue un apriete a gobernadores asustados por su propia estabilidad financiera. El macrismo creyó que los ajustes brutales a los más débiles se podían negociar en el palacio con el elenco permanente que actúa como oficialista de todas las épocas y confió demasiado en la onerosa y por lo visto poco efectiva ayuda del cenador Peceto y la abulia de la conducción cegetista. 

Al paquete le faltaba un moño, pero el moño lo pone el pueblo. 

El descontento social provocado al difundirse el intento de saqueo a los que tienen menos y no pueden defenderse fue extendiéndose como mancha de aceite. Contra los reglamentos, el macrismo intentó la picardía de adelantar el tratamiento del proyecto en diputados sin respetar los plazos establecidos, para gambetear la agitación social. Pero el miércoles a la tarde la ciudad se vio sacudida por una movilización popular convocada por organizaciones sin aparato y con referentes poco conocidos. Una movilización que las bases asumieron como propia, como pocas veces sucedió en la historia argentina. Apareció ese pueblo que el neoliberalismo anhela dar por extinto. De paso, se desmintió que la CGT es la única capaz de movilizar a cientos de miles de trabajadores y quedó en evidencia que durante estos dos años la burocracia colaboracionista estuvo frenando el impulso de sus bases. La CGT no movilizó el miércoles, llamó a movilizar el jueves pero no lo hizo, convocó un paro que ayer volvió a levantar y confirmó su claudicación sistemática. Y entonces el bloque de poder experimentó todo ese desbarajuste con zozobra.

Es la tercera vez en el año que un poder tan emblocado como el que nos gobierna muestra su pánico ante la movilización popular: pasó cuando los organismos de DDHH frenaron el 2 x 1 de la Corte Adicta, volvió a pasar cuando las multitudes se movilizaron por la desaparición de Santiago Maldonado por la represión de gendarmería y se repitió este miércoles cuando los pobres paralizaron la 9 de Julio. El régimen se cree que apretando gobernadores, jueces y periodistas lo tiene todo controlado, pero entra en pánico cuando la realidad rasga el velo de la posverdad que teje de manera agobiante cada día.

Solamente un ataque de pánico puede explicar el manejo atropellado de una crisis autoinfligida en los dos últimos días. Mala praxis. No había Plan B, ni siquiera Plan A. Abombados, huyen para adelante, con un despliegue represivo desproporcionado para sus objetivos y al final contraproducente. 

Violar reglamentos, mentir cuórums, meter diputruchos, autovictimizarse después de agredir, incluso físicamente, a los legisladores, perder aliados, aterrorizar a la población, tirar piñas al aire, reprimir salvajemente en la calle cuando se perdió la batalla política en el recinto, amenazar con un DNU que hace crujir a la propia coalición gobernante, dar marcha atrás al rato: todo eso junto en pocas horas termina con un derrota política por goleada y encima por goles en contra.

Tanta concentración de poder los lleva curiosamente a la impotencia. Están muy sacados y a la vez son chapuceros. Su grado de improvisación es tan marcado que desorienta, lo que los hace muy peligrosos. Se sabe que no miden el costo de las vidas humanas. Ayer milagrosamente no hubo muertos, pero hay varias decenas de detenidos arbitriariamente. 

No pudieron ganar una votación cuando estaban así de cerca de hacerlo, lo venían fanfarroneando desde hace semanas. Muestran un nivel de anarquía importante, porque el ala política y el ala represiva se mueven por vías disociadas y hasta contradictorias. La falta de control de los números económicos (inflación persistente, megaendeudamiento, altísimos déficits fiscal y comercial, ausencia de inversiones productivas) hace juego con una falta de control en el manejo de la calle y el fracaso de los aprietes. Alardean constantemente de aquello que no concretan. Tienen gran capacidad de daño pero no saben pilotear el conflicto.

El mínimo contratiempo los hace entrar en alerta amarilla. Manejan bien las campañas de acción psicológica y creo que nada más. A pesar de su impericia (o quizás a causa de ella) todos estamos en peligro.  Lo único que los sostiene es la desarticulación opositora. En cuanto los sectores de la oposición muestran una mínima coordinación, pierden todo el control y salen a lloriquear a los canales adictos.

La de ayer fue la crisis más grave de estos dos años y no se sabe cómo pueden salir sin seguir haciendo daño.

jueves, 14 de diciembre de 2017

El macrismo sigue generando un clima institucional para atraer inversiones: ¿qué puede fallar?

Pablo Piovano, fotógrafo de Página 12




El pueblo despertó


Las imágenes son más elocuentes que cualquier palabra. 

Forzando los reglamentos parlamentarios, el régimen había adelantado el tratamiento de la reforma de saqueo previsional en la cámara de diputados, previendo que a medida que pasen los días el tema irá escalando en la ira popular. Ayer de pronto la 9 de julio se vio cubierta por una multitud inesperada, convocada por organizaciones sin aparato y dirigentes sin conocimiento mediático. Una de las marchas más potentes de los últimos años, que desbordó las expectativas hasta de sus convocantes. 

La marcha fue determinante para que la CGT adhiriera de apuro a la movilización convocada para hoy por las CTAs. El pueblo en la calle emitió una señal que forzó a la CGT a llamar a un paro general el viernes, si la ley de saqueo se aprueba.

Aún ganando la votación en diputados, será una victoria con altos costos políticos que van a llegar. la reacción popular de hoy muestra que el reloj de arena ya se dio vuelta. Ningún acuerdo superestructural podrá frenar la fuerza del pueblo en la calle. El despliegue represivo es solo una confesión de impotencia política y un signo de debilidad.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Siempre el mismo terror a la soledad hizo a los payasos uno rojo otro blanco

Una conversación con Roque Di Pietro, autor de Esta noche toca Charly, para escuchar clickeando acá 

La genealogía de la obra de Charly García, el más grande músico popular contemporáneo de la Argentina, es la historia de la hostilidad de la sociedad civil, la prensa especializada y el propio público de Charly hacia la veracidad de su arte. 

Los artistas importantes son así: grandes analizadores de las miserias de las sociedades que los engendran y a la vez los hostigan. Charly no es una estrella de rock dedicada durante décadas a componer grandes hits transgeneracionales, ni el "vocero de una generación", ni el cantante de la Nación (así como el gran Tato Bores se divertía presentándose a sí mismo como el "Cómico de la Nación"). La belleza de la música de Charly está hecha como una sutil elaboración de los detritus que la sociedad argentina no supo cómo procesar: en su universo están los desaparecidos y los amigos en cana, los vecinos fascistas, las viejas todas quemadas, las razzias del gobierno justicialista de la Triple A, el sectarismo y el machismo del público de rock nacional, los jueces que se enfiestan con los presidentes, el poder represivo de la medicina "rehabilitadora", la angurria de los managers, el transformador que te consume lo mejor que tenés, te tira atrás, te pide más y más y llega un punto en que no querés.

Dicho así parece apenas un párrafo barroco. Lo que hizo Roque Di Pietro en su libro Esta noche toca Charly es documentarlo con pruebas empíricas y excavar en la memoria colectiva de los que asistimos a esos años de belleza inceríble que Charly nos entregó. Este proceso complejo por el que se erige una obra monumental para varias generaciones e íntima para que te acompañe en tus momentos de máxima soledad está amasado de un montón de desencuentros y crueldades concretos y tangibles.

Noviembre de 1977. El país azotado por los Blaquier, los Massot y los Massera, el pueblo tratando de rebuscarse en medio de su propia degradación colectiva. Charly hace el Festival del Amor en el Luna Park y reúne a sus bandas eternas y sus amigos. En un momento dos cantantes mujeres, María Rosa Yorio y Mónica Campins, parte de la banda, se ponen a cantar "Volver a los 17", sin que Charly haga una explicación didáctica de la procedencia y de la belleza de esa música y del acto de justicia de cantarlo en medio de ese contexto horrendo. Confiaba en el poder de la música. Pero el público no entendió el gesto, no lo escuchó ni lo pensó, no le prestó atención a la letra: "Volver a los diecisiete/ Después de vivir un siglo/ Es como descifrar signos/ Sin ser sabio competente/ Volver a ser de repente/ Tan frágil como un segundo/ Volver a sentir profundo/ Como un niño frente a Dios/ Eso es lo que siento yo/ En este instante fecundo.".

La popu en el Luna no lo pudo entender: pedían el "Blues del Levante". No se alcanza a saber qué parte del rechazo se debe a que no estaban haciendo un hit, o si la canción no se adecuaba al canon roquero de aquel entonces, o si en realidad estaban repudiando la presencia de mujeres en la escena (pasó más de una vez a lo largo de muchos años). La cosa es que fue un acto de crueldad masiva contra las cantantes que se bancaron el verdugueo durante todo lo que duró la canción. Y una muestra de ign0rancia e insensibilidad de los fans de Charly que desbordaban el Luna. Es posible que ese público presuntamente hippie estuviera impregnado de la mierda de la dictadura. La cosa es que sucedió y que Charly, que amaba esa canción, llevó ese dolor por años. En el siglo xxi dio unos recitales en Obras titulados "La Venganza" en el que al final se dio el gusto de cantarla él y de recordar que el público del 77 había repudiado con chiflidos e insultos la gema de Violeta Parra.

La imprevisibilidad de Charly en vivo, su irascibilidad, sus cambios de humor, su intransigencia ante los caprichos del público, su indocilidad ante la prepotencia con que toda la vida lo trató la cana no son una parte lateral de su obra: son la sustancia de su obra. Y radican en gran parte en su enorme talento y en la crueldad con que la sociedad le devolvió.

Un año después la escena se repitió empeorada en Obras, cuando Charly, David, Aznar y Moro volvieron de Buzios a presentar una música que nadie esperaba: Serú Girán. Di Pietro lo relata con detalles en su libro y además remite a escuchar en youtube la imperfecta grabación de la brillante actuación de la banda. El público rechazó las canciones que hoy daría un brazo para volver a escuchar en vivo por sus propios artífices y pidió, claro, "El blues del levante". Yo estuve ahí y me consta que el público, más vil que de costumbre, se mostró incapaz de escuchar. Salió cantando "Nos cagó, y Charly nos cagó...". Y Charly les acaba de ofrecer lo mejor que tenía y lo mejor que se podía escuchar en Buenos Aires en ese entonces y ojalá se pudiera escuchar ahora.

Charly nunca olvidó la amargura de aquella noche, que explica en parte algunas directrices de su obra posterior. La crítica quizá entendió menos que el público, y eso que le pagaban para hacerlo. Escribieron sobre voces hermafroditas, acordes rústicos y el ego de los músicos que no se avinieron a complacer los pedidos del "Blues del levante". Di Pietro vuelve años después a mostrarle a esos críticos las boludeces que escribieron. Sibila Camps se arrepiente toda la vida de haber escrito lo que puso en Clarín. Miguel Grinberg sigue sin hacerse cargo de las boludeces que puso. Pipo Lernoud no respondió. Jorge Nasser le pidió disculpas a Charly y Charly le respondió: "si fuera por vos hoy estaría tocando el charango en una biblioteca pública". Pero hoy Charly todavía no puede ver el registro de esa noche sin sentir dolor. 

Los bobos de entonces ni sospechaban que con su necedad estaban impulsando a Charly a sus más potentes y revulsivas mutaciones de los 80 y los 90. Esta noche toca Charly ayuda a buscar, documentar, organizar y pensar esa experiencia.

Si clickean acá, pueden escuchar el programa del domingo donde hablamos de todo esto con Di Pietro. También escuchamos algunos registros extraordinarios de cuando esos clásicos que hoy forman parte del inventario popular estaban siendo presentados por primera vez en público.

El material periodístico obtenido es tanto que no nos alcanzó una sola noche para pasarlo todo. Habrá una continuación radial en enero.

Nadie oyó gritar al cine argentino


La Imagen Argentina III 

Jornadas organizadas por el ENERC | Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica - Moreno 1199

Esta tercera edición de La Imagen Argentina – Genealogías, territorios y rupturas invita a explorar las influencias recibidas y ejercidas, la configuración de nuevos cines en los 60 y los 90, las tensiones recurrentes entre cine y realidad social, las estrategias y demandas de la institucionalización, el porvenir de la imagen.

JORNADA 1 | GENEALOGÍAS

Hoy miércoles 13 / 12 / 2017 de 14:00 a 21:15
A veces, el imperativo de novedad es un legado recibido de otros cines o la salpicadura de otras olas. A veces, ocurren circunstancias (la censura, el desfinanciamiento) que, desde afuera del cine, determinan qué se filma y que no, qué se mira y qué no. A veces, hay creadores cuya influencia permanece activa (se actualiza) a lo largo del tiempo, de manera excepcional. A veces, incluso, la renovación no es sino el restablecimiento de estéticas y tramas conservadoras.

Esta primera sección de este ciclo de jornadas, se indagará la controversia de algunas de esas genealogías.

CRONOGRAMA
14:00 | Recepción
14:30 | Apertura
15:00 - 17:00 | Tradiciones americanas | Cecilia Fiel, Nicolás Suárez, Pablo Piedras y Diego Trerotola
Intervalo
17:30 - 18:45 | Ecos del viejo mundo | Emiliano Jelicié, Hernán Gaffet y Lucio Mafud
Intervalo
19:15 - 21:15 | Los nuevos cines | Clara Kriger, Adrián Pérez Llahi, Gustavo Postiglione y Nicolás Prividera


JORNADA 2 | RUPTURAS

Jueves 14 / 12 / 2017 de 14:30 a 22:30

El cine (lenguaje o industria) no es inmune a los ruidos de la historia. En ocasiones los amplifica o los reinterpreta. En otras, espera el momento para restablecerlos. De manera voluntaria o involuntaria, el cine cuenta la historia a través de las clases sociales a las que presta su ojo y su voz. A través de los muertos a los que devuelve el cuerpo y el nombre. Colándose entre fantasmas, el cine disputa sentidos y ausencias.
En este segundo día, los expositores harán foco en circunstancias singulares del cine nacional.

CRONOGRAMA
14:30 - 16:00 | Trabajadores filmados | Marcela Visconti, Guillermo Korn y Mariano Metsman
Intervalo
16:30 - 18:30 | Espacios en disputa | María Valdéz, Pao Margulis, Javier Trímboli y Paula Félix Didier
Intervalo
19:00 - 20:30 | Fundido a negro | Alejandra Guzzo, Emilio Bernini y Sebastián Russo
Intervalo
21:00 - 22:00 | Nicolás Prividera entrevista a Julio Ludueña


JORNADA 3 | TERRITORIOS

Viernes 15 / 12 / 2017 de 14:00 a 22:00

¿Qué responderíamos hoy a la pregunta Qué es el cine? La hibridación tecnológica y su impacto en los modos de la recepción, ¿obliga a repensar el concepto y las instituciones del cine? ¿El digital afecta el lenguaje? ¿Se trata de cine o de campo audiovisual? ¿Hay un espectador diferente? ¿Sigue siendo significativa la disputa entre cine y TV?

El último día de La imagen argentina | Tercera Edición | 2017, servirá para actualizar el panorama del campo de la realización, la exhibición y la preservación del patrimonio cinematográfico argentino.

CRONOGRAMA
14:00 - 16:00 | El cine y sus instituciones | Ana Broitman, Adrián Muoyo, Fernando Madedo y Daniela Kozak
Intervalo
16:30 - 18:30 | Campos en controversia | Roger Koza, Gustavo Aprea, Diego Rossi y Pablo Ratto
Intervalo
19:00 - 20:30 | La novedad permanente | Paula Croci, Eduardo Russo y Oscar Cuervo
Intervalo
21:00 - 22:00 | Roger Koza entrevista a Julián D'Angiolillo



Postdata del editor:

Tengo el honor de haber sido invitado a participar en la mesa del viernes a las 19:00, junto a Paula Croci y Eduardo Russo. Y en general estoy muy complacido por volver a mi escuela de cine para esta serie de debates, en los que estarán algunos amigos, como Pablo Ratto, Roger Koza, Emilio Bernini, Eduardo Russo, Julián D'Angiolillo y Nicolás Prividera. 

Supongo que el clima de estas conversaciones estará marcado por el proceso de vaciamiento del cine argentino que sostiene el actual gobierno, que esta semana encontró una fúnebre confirmación a partir del anuncio del INCAA de que en 2018 no dará créditos para la producción cinematográfica, ya que "las solicitudes de créditos industriales otorgados de manera directa por el Incaa carecerían de fondos para ser atendidas hasta el ejercicio presupuestario correspondiente al año 2019″, lo que confirma las peores sospechas de la comunidad cinematográfica local, que el presidente del INCAA y el Ministro de Cultura mentían hasta hace poco que no iba a pasar.

El título de mi intervención es "Los cines posibles en el país imposible", a lo que en las últimas horas se me ocurrió agregar como ampliación: "Nadie oyó gritar al cine argentino". Por lo que el título de este post es mío y no de los organizadores del evento.

Oscar Cuervo

martes, 12 de diciembre de 2017

Moreno propone la fórmula Peceto-Cristina para 2019 y también le encuentra virtudes al proyecto de saqueo a los jubilados que Peceto aprobó en el senado




En una increíble entrevista que Guillermo Moreno le concedió el domingo a la tarde a Santiago Cúneo en un programa que se llama, aparentemente sin ironías, Unidad Básica, o también Uno más uno tres, no sé... el ex-Secretario de Comercio reitera una idea pintoresca, como casi todo lo que hace: postula la unidad de todo el peronismo mediante el lanzamiento de una fórmula presidencial conjunta para 2019 integrada por Miguel Peceto y Cristina Kirchner. Y propone que la fórmula la encabece el que "esté mejor de salud".

Algunas personas de buena voluntad piensan que Moreno es un patriota y, además, que es el único que hizo un diagnóstico preciso del régimen actual: no se trata de un proyecto neoliberal alineado con el poder financiero trasnacional sino de un gobierno integrado por las mil familias oligárquicas, votado por los radicales. Ideas toscas requieren soluciones toscas: como del otro lado están los radicales, de este lado hay que sumar los votos peronistas que aportan Peceto (?) y Cristina.

Los defensores de ex Secretario de Comercio (su larga permanencia en el gobierno kirchnerista es uno de los prinicipales errores de nuestro gobierno) cruzan argumentos del purismo peronista que suma a Peceto y Cristina vs. los radicales, con el concepto frentista de que "con los progres cristinistas" no alcanza.

Moreno en el programa de Crónica despierta la furia de un panel de jubilados que le recuerda el aporte decisivo de Peceto para la aprobación de la Cámara de Senadores a la ley de saqueo a jubilaciones, pensiones y asignaciones universales que hoy se está discutiendo en la comisión en diputados. Moreno, algo incómodo por ponerse del lado del más débil (Peceto), apela a la doctrina del General Perón: el Movimiento peronista debe encontrar un balance entre apresurados y retardatarios. Como la cita peroniana no queda muy clara, Moreno se extiende: el Movimiento no puede ser conducido por los "apresurados" -traza así una analogía entre la tensión entre Montoneros y lopezreguistas que signó los últimos meses de Perón y la situación actual, poniendo a Cristina y sus partidarios en el lugar de los apresurados. Con algo de dificultad y un poco achicado si se lo compara con otras compadradas que protagonizó, trata de reivindicar la peronicidad del proyecto apoyado por Peceto: Moreno supone que va a haber un rebrote inflacionario que va a hacer que la fórmula macrista termine beneficiando el monto de jubilaciones, asignaciones y pensiones. Por caminos inescrutables, sus silogismos peronistas parecen colocarlo del lado de los dadores voluntarios de gobernabilidad.

¿Se puede atribuir a la maldad lo que solo sea producto de la mera estupidez? ¿O hay una contextura ideológica que hace que en momentos críticos algunos exponentes del peronismo saquen a relucir su gen macarto? ¿De veras piensa que los cristinistas votaríamos una fórmula Peceto-Cristina? ¿Por ventura se le ocurre que Cristina se avendría a la propuesta?



Lo que Moreno desconoce con denuedo es la participación de Peceto (uno de sus candidatos a futuro presidente) en una fundación que apoya al régimen oligárquico que él dice combatir. El cenador es parte del Consejo de Asesores de la Fundación de Estudios Políticos, Económicos y Sociales para la Nueva Argentina (FEPESNA), honor que comparte con Federico Pinedo, José Luis Manzano, Claudio Bonadío y Enrique Zuleta Puceiro, entre otros. El ministro de justicia del gobierno macrista Germán Garavano forma parte de las personalities que participan de las actividades del FEPESNA, cuya presidenta es Laura Velázquez.



El 27 de octubre Peceto, junto con su ladero Juan Manuel Abal Medina, asistió al diálogo público que Jaime Durán Barba y Julio Blanck sostuvieron en el FEPESNA, evaluando el resultado de las elecciones: "No estoy seguro de que vaya a resurgir el peronismo", dijo el asesor ecuatoriano.

Antes de eso, el propio Peceto estuvo disertando en el FEPESNA el 17 de agosto, donde dijo: "Hay que volver al manual de guerra de los chinos que dicen que un general no debe dividir al ejército frente a una gran batalla. Y la señora dividió al ejército. La lógica de estos actores cercanos a la presidenta gravitaron en una decisión para mí fatídica, que es haber conformado una estructura de centro izquierda, de ruptura de sistema, con un discurso duro". [Ver el n° 9 de la revista Contraeditorial, ahora en los kioscos].

Así habla el compañero de fórmula que Guillermo Moreno propone para Cristina Kirchner para enfrentar al gobierno oligárquico.

La vida es un juego donde van a pegarte y el tiempo es un truco que te va a ensartar

Que venga el trueno, enciendan las luces
el día es largo y la noche horrorosa
igual no importa
esa es la joda de esto.

El verano llega y el viento sopla caliente
mientras algunos se vuelven piolas, vos te volvés viejo
igual, nunca lo escuchaste
y esa es la joda de esto.

Bueno para nada, malo en la cama
nadie te quiere, mejor morite
adiós, todos terminamos diciendo adiós
adiós.

Nacido para perder, muerto en vano
super-destructivo, enganchado con el dolor
aunque tu música persista
todos nos alegramos de que te hayas ido.

Si pudiera vivir mi vida la mitad de lo mal que vos,
estoy convencido de que también me quemarían.

Amate a vos mismo como no amás a nadie
no seas el tonto de nadie ni el hermano de nadie.
Todos nacimos para morir solos
¿sabés? Esa es la joda de esto.

La vida es un juego donde van a pegarte
y el tiempo es un truco que te va a engañar
e igual lo tenés que desperdiciar
y esa es la joda de esto.

Bueno para nada, malo en la cama
nadie te quiere, mejor morite
adiós, todos terminamos diciendo adiós
adiós.

Nacido para perder, muerto en vano
super-destructivo, enganchado con el dolor
aunque tu música persista
todos nos alegramos de que te hayas ido.


lunes, 11 de diciembre de 2017

Hasta el juez se acuesta con el presidente


Gracias al libro Esta noche toca Charly, que nunca terminaremos de agradecerle a Roque Di Pietro, venimos realizando excavaciones arqueológicas de la magna obra de García, el instrumento de percepción imprescindible para entender la Argentina del último medio siglo. Con los discos de Charly, sumándole el aporte investiativo realizado por Di Pietro, se puede entender mejor la historia del país que pasándose horas en una hemeroteca leyendo página por página todas las ediciones de La Nación o Clarín, o que entrevistando (tarea insalubre) a todos los Consejos Directivos de la CGT o de la UIA desde 1970 hasta hoy. En la obra de Charly está la posta.

Más tarde subo el programa de ayer domingo donde entrevistamos a Roque Di Pietro. Pero ahora rescato uno de los pasajes de su libro. Sabido es que el disco Pequeñas anécdotas sobre las instituciones (grabado durante el gobierno justicialista cuyo ideólogo era José López Rega) sufrió de autocensura por parte de su productor, el insigne Jorge Alvarez, quien consideró que algunas de las letras escritas por Charly podrían ser prohibidas durante la regencia de la Triple A. Quizás porque Alvarez tuviera razón Charly aceptó esa mutilación. Algunas canciones, como "Juan Represión" directamente quedaron afuera, ¡reemplazada por la genial "Tango en segunda"!, que habla de lo mismo, más elípticamente, con un nivel artístico superior. Otras canciones quedaron, como "Música de fondo para cualquier fiesta animada", pero con una letra que apela a un expresionismo más sugestivo. Es otra canción genial y una prueba palpable de cómo un gran artista puede prevalecer ante la Comunidad Organizada de Perón (María Estela Martínez de).

Gracias al libro de Di Pietro contamos con la letra original, que también es genial y ciertamente demasiado demasiado para la derecha democrática y moderna de aquella ´epoca. A partir de lo cual Esta noche toca Charly se transforma en un libro de historia en tiempo real.



Veamos lo que decía la parte auto-censurada de esa canción, que Sui Generis sí cantaba en lugares del Conurbano setentista, como lo hizo en Beccar el 8 de noviembre de 1974:

Había una vez en la casa de un juez
una fiesta impresionante
vino y caviar, mujeres sin bailar
y marihuana en los cuartos
y un presidente hablando sobre un pueblo en paz
y la manera de pacificar
a las bocas de los que pedían libertad.

Había una vez 
una casa con tres
personas en una mesa
un leñador con su hijo
y su mujer blanca y gruesa
sus vidas eran miserables bajo el sol
y el que levantó el brazo con dolor
está muerto, alguien dijo "por error".

Y en la fiesta la noche pasa amablemente
y hasta el juez se acuesta con el presidente
bailan y ríen.

Un mes después del show en Beccar, en la presentación del disco en el Coliseo, Charly lo presenta así:

"Esta canción que tiene pajaritos se llama Música de fondo para cualquier fiesta animada y la compuse pensando que cualquier quinceañera podría llevar el disco a su casa y bailar con todos sus amigos. También habla de la justicia, pero eso no importa. Para que haya muchas chicas que puedan tener su disquito hay mucha gente que se muere también, ¿vissste?" [Di Pietro, pág. 106]

Lo bueno de estos relatos argentinos de García 1974 es que hoy vuelven a cobrar vigencia, cuando el país ha vuelto a su normalidad y nos gobierna otra derecha democrática y moderna.

Versión en vivo, inédita:



Versión editada oficialmente:



Había una vez, resultado de un juez
que era amante de los jueves
un gran señor que sufría el deshonor
de sus sirvientas infieles
y una mujer neurótica sirviendo el té
en las habitaciones de algún juez
disponible el primer jueves del mes.

Había una vez, una casa con tres
personas en una mesa
uno en inglés, otro hablaba en francés
y el otro hablaba en caliente
cada uno mantenía su conversación
que giraba en tres temas en cuestión
amor libre, propiedad y represón

Y en la casa la noche pasa amablemente
el señor con el juez y el juez indiferente
si alguien se ríe de él.

Había una vez un país al revés
y todo era diferente
todo el dolor, el oro y el sol
pertenecían a la gente.

En esa casa dividieron el pastel
y no dejaron nada sin comer
la bandeja se la llevó la sirvienta.

Algo que creo que Roque no dice en su magnífico libro es que la introducción con guitarra acústica está probablemente inspirada en la introducción de "From the begining" de Emerson, Lake and Palmer.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Esta noche toca Charly

¿Por qué para la "prensa especializada" el debut de Serú en 1978 fue bochornoso? Esta noche lo conversamos con Roque Di Pietro, el autor del libro definitivo sobre Charly García. 0:00 hs. La otra, Radio Gráfica, FM 89,3, online acá o acá


Dice Roque Di Pietro en Esta noche toca Charly:

"...para la crítica más seria con que contaba el rock argentino de la época (Expreso Imaginario, el diario La Opinión) el debut de Serú Girán en Obras en noviembre de 1978 fue un acto de egoísmo, megalomanía e incomunicación con su público. Conceptos -alguno de ellos ya considerados clásicos dentro de la crítica musical argentina- como 'voces hermafroditas', 'los dobles de Serú Girán', 'un no-recital de un no-grupo', 'un conjunto engolosinado con el pensamiento qué grande que somos', 'música coherente pero exenta de vigor' y hasta la lisa y llana manifestación de que Charly García toca acordes 'rudimentarios' e 'incluso se equivoca' se pueden leer en las reseñas que los periodistas Sibila Camps, Miguel Grinberg (ambos en La Opinión) y Pipo Lernoud (en el Expreso Imaginario) entregaron luego del concierto en Obras. 

"A juzgar por los documentos sonoros disponibles -y no oficiales- el público tampoco la pasó muy bien, aunque también hay que decir que lo que se puede escuchar y ver de aquella histórica actuación no parece estar a la altura de semejantes cuestionamientos. Es decir: ¿qué fue lo que pasó en Obras como para destrozar de tal manera al grupo que apenas doce meses más tarde sería ungido unánimemente como la banda número uno del país?".


sábado, 9 de diciembre de 2017

La represión brutal del macrismo y sus gobernadores aliados sigue causando estragos en la Patagonia

El diputado provincial Raúl Godoy fue baleado por la policía neuquina







Raúl Godoy, diputado del Frente de Izquierda en la legislatura provincial de Neuquén  recibió ayer un balazo que le causó una lesión grave en un tobillo. El impacto de la bala le rompió el peroné.

La represión se produjo durante el desalojo del aserradero MAM, en la periferia de la ciudad de Neuquén. Cuarenta trabajadores ocupaban la planta para salvar sus empleos desde hace cinco meses, cuando la empresa se declaró en quiebra. Otros trabajadores y militantes que apoyaban la ocupación también fueron brutalmente atacados por la policía.

Luis Sides, uno de los trabajadores, habló ayer con Radio Gráfica: “Estamos cagados a tiros y se llevaron detenidos a cinco compañeros. El 3 de julio el dueño dejó a 94 compañeros en la calle. Desde ese momento estamos en la fábrica. Estábamos defendiendo nuestra fuente de trabajo. Sabemos que la empresa es viable. El dueño la compró para vaciarla y despedir al personal, que tenía 43 años de antigüedad. Nos echó a todos sin pagar un peso. Eran 40 trabajadores que ocupaban la fábrica. Las propuesta que teníamos era que MAM reabriera, pero la empresa siempre pidió la cabeza de los compañeros que llevábamos la lucha adelante”.

Sides agregó: “el Gobierno nacional viene por todo y el provincial está de rodillas. El gobierno de Neuquén êncabezado por Omar Gutiérrez* sigue la misma línea que el nacional, reprimir a los trabajadores, a los que luchan, a los que estamos en contra del ajuste”.



Entre otros, también fue herida la secretaria de DDHH de ATEN Capital, Yazmín Muñoz.

Es un episodio más de una escalada nacional de brutalidad policial contra la protesta social. La Patagonia se convirtió desde hace meses en una región donde campea la violencia estatal. Con los asesinatos de Santiago Maldonado y de Rafael Nahuel, el macrismo dio rienda suelta a las fuerzas represivas del estado.

El diputado Raúl Godoy es un militante social y político desde hace décadas. Es trabajador de la fábrica de baldosas Zanon, recuperada por sus trabajadores y convertida en ejemplo mundial de autogestión obrera.

Como integrante del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) ganó un escaño en la legislatura de la provincia en 2011. Cuando terminó su mandato, volvió a su trabajo en Zanon. En 2015 fue elegido otra vez diputado provincial y ahora está cumpliendo otro mandato de 4 años.

Al trascender la noticia, militantes de derechos humanos, sindicatos locales y organizaciones políticas de todo el país expresaron su apoyo al legislador. La regional neuquina de la CTA convocó a una huelga general para el lunes.


Entre quienes repudiaron la represión y apoyaron a los trabajadores y al diputado herido por la brutalidad policial figuran el CELS, el CeProDH, la Correpi, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, SERPAJ, APDH de Esquel, APDH de La Matanza, HIJOS Mar del Plata, HIJOS Mendoza, Madres de la Masacre de la Comisaría Primera de Quilmes el Colectivo de Abogadxs Populares La Ciega, Unión por los DD.HH La Plata, Agrupacion de ex presos políticos “Héroes de Trelew”, Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos de Jujuy, Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Zona Norte, la Secretaría de DDHH de la CTA Capital.

También se sumaron al repudio Nora Cortiñas y Mirta Baravalle (Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora), Jorge Taiana, Horacio Verbitsky, Juan Grabois, Adolfo Pérez Esquivel (Premio Nobel de la Paz), Axel Kicillof, Daniel Catalano, Horacio Pietragalla, Wado De Pedro, Rodolfo Tahilade, Andrés Larroque, Juan Cabandie, Matías Rodríguez, Máximo Kirchner, Cristina Álvarez Rodríguez, Myriam Bregman, Patricio del Corro, Gabriel Solano y Marcelo Ramal (MC) del PO/FIT CABA; Christian CastillCarlos Castagneto, Fernando Espinoza, Facundo Moyano, Victoria Donda, Antonio Brailovsky, Vicente Zito Lema, Pablo Llonto, Milagro Sala, Florencia Minici (Colectivo Ni Una Menos) Nicolás del Caño, Romina Del Pla, Néstor Pitrola, Luana Volnovich (UC), Leonardo Grosso, Carolina Gaillard, Fernanda Raverta, Claudio Lozano, Eduardo Grüner, Glenn Postoslki, Víctor De Gennaro, Mariano Recalde, Matías Cremonte, Carlos Tomada y Pablo Ferreyra entre muchos otros.

El texto del petitorio que sigue circulando para juntar más firmas, dice: 

“Los abajo firmantes repudiamos la represión que desató la Policía de la Provincia de Neuquén contra obreros de la maderera MAM en la que fue herido intencionalmente de un disparo por la espalda el diputado Raúl Godoy (PTS/FIT). El disparo fue a un metro de distancia, luego de que se identificara como diputado ante la policía y le quebraron un hueso.

En el mismo operativo hubo otros heridos y cinco trabajadores detenidos que ya fueron liberados.

Esta mañana, la Policía de Neuquén ingresó violentamente para desalojar las instalaciones de la maderera MAM (Maderas al Mundo) de la provincia de Neuquén, que despidió hace cinco meses a sus 97 trabajadores y desde entonces la planta está ocupada por sus empleados exigiendo la reapertura y la reinstalación en sus puestos de trabajo.

Decimos ¡Basta de represión! ¡Urgente solución a los trabajadores que reclaman por trabajo!”

¿No es maravilloso lo que estamos logrando juntos?

viernes, 8 de diciembre de 2017

Prepotencia y debilidad del régimen macrista


Un par de apuntes para matizar el post anterior, escrito en caliente mientras recibía con estupor las noticias sobre la razzia política concretada por el nefasto fallo de Bonadío encarcelando a D'Elía, Timerman, Esteche, Zanini, Kahlil y el pedido de desafuero y prisión preventiva para Cristina, bajo la absurda acusación por "traición a la Patria". En lo principal, lo que escribí ayer se mantiene en pie hoy: el estado de derecho sufrió un deterioro dramático, un daño que va a costar mucho revertir. Bonadío es responsable directo; la Corte también, por consentir con indolencia esta degradación jurídica a la que estamos sometidos. Más responsable es macri que instrumenta estos atropellos para tapar sus fracasos políticos y económicos -fracasos incluso dentro de sus propios parámetros. Desde 1983 nunca hubo menos respeto por la Constitución que la que hoy vive el país y se agrava cada semana. Estos episodios represivos, los muertos y los presos políticos implican un daño irreparable. También es alarmante la complacencia de gran parte de la dirigencia política, judicial, empresarial, sindical y mediática ante esta situación.

Pero algunos hechos ocurridos después de que mi posteo fuera publicado matizan el pesimismo que transmití. Ante todo, la movilización popular que se produjo como respuesta espontánea a estos hechos. Hubo mucha gente en Plaza de Mayo durante el atardecer y una parte siguió toda la noche y sigue todavía, porque coincidió con la tradicional Marcha de la Resistencia de las Madres. En la Plaza hubo una concurrencia plural: partidos de izquierda trosquista, kirchneristas, la CTEP, el MUP, la 26 de Julio, columnas del Movimiento Evita y mucha gente suelta convocada a través de las redes sociales, con una rotación alta de asistentes. La confluencia de la izquierda en una movilización en defensa del estado de derecho junto a sectores del kirchnerismo y del peronismo y las declaraciones categóricas de dirigentes como Myriam Bregman, Nicolás del Caño, Néstor Pitrola y Manuela Castañeira muestran un salto de calidad en la cohesión del campo popular, superando los sectarismos históricos que caracterizaron a unos y otros, toda una novedad. Hay que agradecérselo a la brutalidad de macri y constituye un principio de unidad en la acción que no debe subestimarse ni descuidarse. Como era de esperarse, es muy importante el comunicado de la Corriente Federal de Trabajadores:



Fue positiva la reacción de algunos (pocos) dirigentes distanciados desde hace años con el kirchnerismo, como Alberto Fernández y Felipe Solá repudiando los atropellos judiciales. También es destacable la presencia de Gioja, el presidente del PJ, en la conferencia de prensa que dio Cristina. Y por último es muy positiva la declaración que consensuaron los intendentes que componen la nueva conducción del PJ bonaerense, que tardó algunas horas en aparecer pero finalmente salió: "La justicia debe actuar de manera independiente, buscando siempre la verdad, no como herramienta de persecución política. (...) Estamos convencidos que la voz de la ex presidenta Cristina Kirchner será fundamental en el Senado y reiteramos que el Poder Judicial debe ser una garantía para que esto suceda, no un instrumento para callar y limitar la democracia". La declaración marca una continuidad política -al menos frente a esta situación crítica- del frente electoral Unidad Ciudadana, que en los últimos días se puso en dudas por la dificultad de armar un bloque unificado en la legislatura bonaerense.

La situación que atravesamos es gravísima, pero estas reacciones marcan una diferencia notable con el grado de parálisis que se vivía en los meses anteriores al golpe cívico militar de 1976. Los que se pronunciaron contra esta escalada represiva ayudan a destacar también el silencio de los políticos y sindicalistas que no lo hicieron. Ese es el lado negro del asunto.

Creo que también hay que marcar que estos atropellos son síntomas de una debilidad política del macrismo, contra lo que a primera vista aparece. El oficialismo, con su impresionante concentración de poder, no logra traducir ese poderío en su gestión (evaluada en sus propios términos). La prepotencia exhibida no muestra fortaleza, porque la auténtica fortaleza política no se juega en términos de desbordes autoritarios.

Un gobierno fuerte no tiene necesidad de gastar toda su artillería en causas mal dibujadas. Ganaron hace poco y solo garantizan poder de daño. Un gobierno políticamente fuerte actuaría como lo hizo Menem en los 90: deja hacer, dejar que lo critiquen y seguir adelante. Censurar, encarcelar de manera atropellada, sentar estos precedentes de anomalías jurídicas no constituyen señales de fortaleza política sino de prepotencia. Y no hay que confundir fortaleza política con prepotencia. Los gobiernos políticamente fuertes no necesitan apelar a la prepotencia. Lamentablemente esta debilidad se disimula por la simultánea desarticulación opositora.

Habrá que seguir alertas y movilizados.